Conductas afiliativas entre gatos

¿Cómo son las conductas afiliativas entre gatos?

Los gatos son seres solitarios pero a la vez son capaces de desarrollar conductas afiliativas con otros individuos de su especie, otros animales y humanos.

Inicio de las conductas sociales del gato

A partir de la 4ª semana de vida el gatito comienza a interaccionar con el resto de la camada. En esta fase la gata ya solo pasa el 16% del tiempo con ellos.

A continuación, la madre inicia el rechazo de los pequeños para comenzar el destete, entre la 8ª y la 10ª semana de edad. A partir de ese momento, y de manera gradual, los gatitos empiezan a comer sólido y su vida pasa a ser independiente.

Lo recomendable es que los cachorros puedan pasar con su madre y resto de camada el mayor tiempo posible para que el destete y socialización sean las adecuadas con el objetivo de prevenir futuros problemas de conducta y miedos en la edad adulta.

Mi opinión personal es no separarlos hasta los 3 meses de edad. Si bien es cierto que la edad crítica en la que los gatitos son más receptivos para el aprendizaje tanto positivo como negativo, se da entre la 2ª y 8ª semana de vida.

La cantidad y calidad de las experiencias que vivan con los humanos y otros animales en esta etapa crucial facilitará o dificultará la manera en la que se relacione con el resto de especies en el futuro.

En grupos de gatos que viven en el exterior, con la llegada de la madurez sexual, entre los 9 y 12 meses de edad, los machos suelen abandonar el grupo para buscar hembras con las que aparearse. Sin embargo, por regla general, las hembras se quedan en el lugar y colaboran en la crianza y cuidado de los gatitos.

¿Cómo son las conductas afiliativas entre gatos?

Algunos gatos crean grupos sociales, tanto en el exterior como en el interior de los hogares. Y lo que es más importante, puede haber tantos grupos sociales como gatos.

Es decir, en un hogar en el que habiten 4 gatos, puede haber 4 gatos independientes que no se relacionen entre sí; 1 grupo de 3 + 1 gato independiente; 2 grupos de 2 gatos cada uno o un grupo en el que los 4 gatos se relacionen de manera afectiva entre todos.

Sabemos que los felinos se comunican a través de diversos tipos de señales: visuales, olfativas, auditivas y táctiles.

Mediante los mecanismos de comunicación táctil se puede describir la manera en la que los gatos de un grupo social demuestran su afiliación:

  • Descansar juntos.
  • Acicalarse mutuamente.
  • Rozarse.
  • Jugar juntos.
Gatos rurales durmiendo juntos

Descansar juntos

Un gato se acuesta junto a otro para descansar o dormir. Se da en gatos muy afines.

Podría pensarse que una de las funciones de esta conducta es la de conseguir una fuente de calor, sin embargo, podemos observar a gatos durmiendo enroscados juntos en verano cuando las temperaturas son muy altas.

En ocasiones hasta se puede ver a un grupo de varios gatos descansando juntos en una camita diminuta.

Por otro lado, también hay gatos que nunca van a buscar a un compañero de su especie para descansar y prefieren moverse de manera independiente y dormir sin ser molestados.

Rozarse

Es una conducta que realizan mediante el roce de su cara contra el cuerpo de otro individuo.

Se da entre gatos u otras especies animales y humanos. Su función es intercambiar olores para mantener el olor familiar del grupo, así como delimitar lo que el gato considera suyo.

En los gatos de colonia, cuando uno de los miembros del grupo vuelve de explorar o cazar, los otros gatos lo rozan. De la misma manera, cuando los humanos regresamos a casa, el gato se frota contra nuestras piernas para devolvernos el olor del grupo.

Por lo tanto esta conducta, además de comunicación táctil, es también una manera de comunicación olfativa.

En los grupos suele existir un “facilitador” que es el gato que se encarga de rozar a todos los demás para mantener el olor de grupo y garantizar la convivencia pacífica.

También es el gato dominante el que suele frotar su mejilla contra un subordinado.

Acicalarse mutuamente o grooming

Es una conducta que refuerza los vínculos sociales entre los individuos del grupo, ayudando a reducir el estado de alerta y de estrés entre los individuos que lo practican.

Al igual que ocurre con el rozamiento, ayuda a disminuir las agresiones dentro del grupo y establece relaciones de cooperación entre ellos.

Los gatos con un rango social más alto reciben más acicalamiento de los demás del que ellos proporcionan a otros.

Este acicalamiento social se dirige generalmente a la cabeza y cuello del otro gato.

Jugar juntos

Es otra de las actividades que se da entre gatos afines, aunque no significa que gatos que jueguen juntos lleven a cabo el mismo tipo de conductas afiliativas descritas más arriba.

Habitualmente, la secuencia de juego se inicia cuando un gato incita a otro levantando una de sus patas o acechándolo y lanzándose sobre él. Suelen solicitar el juego a aquellos individuos que por afinidad van a ser más receptivos a la invitación a jugar .

Relaciones afiliativas entre los gatos de exterior

A lo largo de los años, observando el comportamiento de mi grupo de gatos rurales he podido observar el gran abanico de relaciones que se da entre gatos. Algunos son grandes amigos que lo hacen todo juntos – jugar, explorar, rozarse, acicalarse y dormir- y a su vez cada uno de ellos, por separado, también tienen relaciones amistosas con otros gatos del grupo de distinta índole.

Como nota curiosa y sin ningún rigor científico, en el grupo de mis “ruralitos” como yo los llamo, los que no se separan para ninguna actividad son todos negros y machos.

Por otra parte, son los machos los que permanecen aquí las 24 horas del día y son las hembras – a excepción de Maya que es la dueña, señora y defensora del territorio- las que son independientes y solo pasan aquí ratos pero cada una tiene su guarida alejada del resto del grupo. También son las cazadoras mientras los machos miran…

Cierto es que tanto hembras como machos están esterilizados por lo que no existe la necesidad de cooperación entre las hembras para cuidar de crías ni los machos necesitan buscar aparearse.

Eso sí, lo que siempre ocurre es que los miembros de la pandilla de los negretes, se rozan con el resto de gatos cuando regresan de sus exploraciones o vienen a comer. Realizan el intercambio de olores para que se mantenga el olor familiar.

Relaciones afiliativas entre los gatos de interior

Cómo se comunican los gatos entre ellos y la capacidad para crear grupos de afinidad, es muy importante a tener en cuenta en los hogares multi gato.

Cada grupo tiene un territorio dentro del hogar y cada uno de esos territorios pueden solaparse.

De manera que observando y entendiendo las relaciones de grupos afines se debe organizar el hogar y distribuir los recursos básicos para que todos los gatos que conviven en el mismo espacio puedan acceder a todo sin que surjan conflictos territoriales.

En Ballester Etología Felina te ayudamos. ¿Hablamos?

3 comentarios en «Conductas afiliativas entre gatos»

    • En general depende de las experiencias previas que haya tenido el gato a lo largo de su vida con otros individuos de su especie o personas, especialmente en las primeras semanas de vida. Así como el entorno en el que viva en ese momento. E incluso hay gatos que teniendo buen carácter y siendo sociables y amistosos pueden cambiar su actitud tras ser sometido a cualquier evento que sienta como negativo.
      Gracias por tus comentarios.

      Responder

Deja un comentario