El hábito de eliminación en los gatitos

¿Tu gato elimina fuera del arenero?

Entrena a tu gatito en el hábito de eliminación de manera adecuada con paciencia y unos sencillos consejos.

Cuando adoptamos un gatito huérfano o separado de la madre de manera precoz, debemos tener en cuenta las etapas de crecimiento y aprendizaje de los cachorros para ayudarles a ser “gatos” y evitar futuros problemas de conducta.

Una de las consultas más recurrentes que recibo es la de las eliminaciones fuera del arenero.

Durante las primeras semanas de vida los gatitos no son capaces de orinar y defecar por sí mismos, de manera que su madre les estimula la zona ano genital.

En el caso de cachorros sin madre, debemos estimular la zona antes y después de cada comida, con una gasita o algodón humedecido o una toallita para bebés que no contenga ningún tipo de perfume.

A partir de la 3ª semana de vida empiezan a tener el reflejo por sí mismos y debemos comprobar que puedan eliminar sin problemas.

Los gatitos comienzan a buscar sustratos para eliminar orina y heces a partir de la 4ª y 5ª semana de vida y aprenden a cubrir las deposiciones a partir de la 7ª semana.

La bandeja de arena o arenero ideal 

  • Bandeja abierta, de superficie amplia y con bordes bajos para que el gatito pueda entrar y salir de ella fácilmente.
  • Conforme el gato vaya creciendo, la bandeja se sustituirá por una de mayor tamaño. Ten en cuenta que el gato debe poder girar sobre sí mismo de manera cómoda dentro del arenero.
  • Algunos gatos se adaptan y toleran bien los areneros cubiertos pero piensa que un arenero cerrado acumula olores, ventila peor y si además tiene puerta, puede que el gato pueda agobiarse e incluso asustarse si la puerta le golpea al entrar.
  • La ubicación debe ser en un lugar de fácil acceso pero que a su vez sea privado y tranquilo, alejado de zonas de paso, aparatos eléctricos y alejado del comedero y bebedero.
  • El sustrato más aconsejable es la arena aglomerante, sin embargo es conveniente evitarla en gatitos porque algunos pueden ingerirla.
  • El sustrato debe ser SIN perfume para respetar el olfato del gato.
  • Si hay más de un gato en el hogar, se debería contar con 1 bandeja por gato + 1 extra y localizadas en distintos lugares de la vivienda.
  • La retirada de orina y heces debe realizarse, como mínimo, una vez al día.
  • De manera general, la arena debe sustituirse una vez a la semana en el caso de arenas absorbentes y cada 15 días en el caso de arenas aglomerantes.
  • Lavado de las bandejas con agua y jabón. No utilizar limpiadores con base de lejía o amoniaco.
Gatitos en albergue
Gatitos junto a arenero (Foto: Menchu Photography)

¿Cómo enseñar al gatito a usar bien la bandeja de arena?

  • Facilitarle la bandeja adecuada y seguir los consejos indicados anteriormente.
  • Si encontramos las eliminaciones fuera de la bandeja, no castigar al gatito de ninguna manera ya que además de no solucionar el problema, lo que conseguiremos será generarle ansiedad, miedo e incluso agresividad.
  • Eliminar bien las manchas y olor de la orina, limpiando las superficies o tejidos con detergentes enzimáticos u oxígeno activo.
  • Puede ser que el gatito tenga preferencia por un tipo de sustrato distinto, de manera que podemos ofrecerle varios tipos de arena sobre pequeños trozos de plástico para proteger el suelo.
  • El sustrato que le guste se colocará en la bandeja.
  • Premiar al gatito cada vez que elimine de manera correcta en la bandeja. Inmediatamente después de haber orinado se le habla con una palabra de cariño y se le ofrece un poquito de comida que le guste mucho. De esta manera, el gatito asociará el uso de la bandeja a algo positivo.

Observación para prevenir y detectar cambios en el hábito de eliminación

Aunque los gatos sean bien entrenados desde pequeños y sus hábitos de eliminación sean correctos, a lo largo de sus vidas su entorno puede experimentar diversos cambios como llegada de otra mascota, de una persona o bebés, la perdida de alguien a quien están muy unidos, mudanzas, etc. que puede provocarles estrés y un cambio en el comportamiento y hábitos.

Por otra parte, si tu gato cambia su hábito de eliminación y comienza a eliminar fuera de la bandeja habrá que averiguar primero si se trata de orina o de marcaje.

Y lo más importante, descartar un problema de salud, por lo que en primer lugar debes acudir siempre a tu clínica veterinaria.

Observa y escucha a tu gato, de esa manera detectarás cualquier cosa que pueda afectarle y podrás anticiparte a la aparición de problemas.

En Ballester Etología Felina te asesoramos para prevenir problemas de eliminación inadecuada y para solucionarlos cuando ya han aparecido. ¿Hablamos?

Deja un comentario