Metodología

Cada gato es único y cada hogar diferente, por este motivo, estudiaré tu caso de manera individual para averiguar la causa del cambio de comportamiento y ofrecerte el asesoramiento que mejor se adapte a tu gato y a ti.

Durante el proceso y el proceso estaré siempre a tu lado para resolver las dudas que vayan surgiendo, haciendo que el recorrido hacia la resolución del problema sea más fácil.

Conoce mi Método de Trabajo

“La vida en armonía con tu compañero felino es fácil si se actúa con empatía, aplicando unas sencillas pautas de manejo y adaptando el hogar a sus necesidades naturales.”

Trabajo en positivo, escuchando a los gatos, observando y respetando sus tiempos, con medidas que tienen como objetivo…

  • Mejorar el manejo.
  • Mejorar el entorno del gato.
  • Modificar el comportamiento del gato.

Aplicando, además de mucho amor y paciencia…

  • Aprendizaje del lenguaje corporal de tu gato y pautas de manejo.
  • Programa de enriquecimiento ambiental.
  • Terapia con feromonas sintéticas.
  • Sesiones de modificación de conducta.

 

“La aplicación de técnicas aversivas puede provocar miedo, ansiedad y respuestas agresivas, es decir, causar el efecto contrario al pretendido y reforzar la conducta indeseada que queremos corregir.”

 

Asesoramiento a domicilio

Lo ideal es que nos conozcamos personalmente mediante la visita a vuestro hogar. De esta manera veré cual es el entorno en el que vive el gato y cómo se desenvuelve en él para darte las herramientas necesarias que aseguren su bienestar y mejoren vuestra vida en común. La primera vez que contactes conmigo comentaremos cuál es el motivo de la consulta y fijaremos fecha y hora para que os visite. Te solicitaré que rellenes un cuestionario con información clave que me ayudará a conoceros un poco antes de vernos, así como vídeos, dependiendo de cuál sea el motivo de la consulta. Los gatos probablemente no muestren la conducta que queremos tratar durante la entrevista, de manera que con la información que me facilites y los vídeos podré ayudarte a solucionar el problema que te preocupa.
Hablaremos sobre el problema a tratar y te indicaré el diagnóstico. En los días siguientes te enviaré algunas pautas e indicaciones del plan que vamos a poner en marcha. El seguimiento de la evolución tendrá lugar a las 2 y 4 semanas y a los 2 meses, por teléfono o email. En ocasiones, dependiendo de la tipología, cronicidad o complejidad del caso, es conveniente realizar una segunda visita para estudiar in situ la evolución y, si fuese conveniente, la modificación, ampliación o disminución de las pautas. En los casos en los que se requiera la aplicación de técnicas de modificación de conducta, se desarrollarán en sesiones presenciales en el domicilio, durante las cuales te enseñaré cómo puedes realizar los ejercicios.

Asesoramiento a distancia

A veces la distancia geográfica o la falta de tiempo dificultan las consultas presenciales, por eso, también tienes disponible el asesoramiento online. Cuando contactes conmigo comentaremos cuál es el motivo de la consulta y fijaremos fecha y hora para una sesión online. Previo a la sesión, te pediré una foto de tu gato y que rellenes el cuestionario que me aportará la información necesaria para conocer mejor la situación antes de la consulta.
Además necesitaré vídeos, dependiendo de cuál sea el motivo de la consulta, para estudiar el lenguaje corporal de tu gato y diferentes aspectos que pueden ser útiles para llegar al diagnóstico. A continuación, tras el análisis del caso, te facilitaré las pautas necesarias para solucionar lo que te preocupa. El seguimiento de la evolución tendrá lugar a las 2 y 4 semanas y a los 2 meses desde la puesta en práctica de las pautas recomendadas, por teléfono o email.