Once

Once es un gato joven muy inteligente y activo que comenzó a lamer de manera compulsiva una de sus patas hasta el punto de hacerse heridas graves. Las infecciones, medicación y visitas veterinarias se convirtieron en algo cotidiano que aumentaban su estado de estrés e impedían la solución del problema. Cuando su humana me contactó estaba realmente desesperada.

Deja un comentario