¿Pensando incorporar un gato a tu vida?

Un gato en tu vida

Son cada vez más las personas que se sienten cautivadas por el encanto de los pequeños felinos y deciden ampliar la familia incorporando a una de estas adorables criaturas.

Los gatos son enigmáticos, elegantes, inteligentes y algunos muy divertidos. Pero si no nos tomamos el tiempo necesario para elegir el que mejor se adapte a nuestro estilo de vida y horarios, la decisión puede ser muy frustrante tanto para el gato como para los humanos. Por lo tanto, es necesario no tomarse a la ligera cuales son las expectativas que tenemos en nuestro nuevo compañero gatuno.

Igual que ocurre con las personas, cada individuo es único, tiene su propia carga genética, su carácter y experiencias. Esto significa que salvo las necesidades básicas naturales de la especie, cada gato va encajar en un tipo diferente de hogar y de familia.

Gatito bebé. Un gato en tu vida
Gatito bebé.

Convivir con un gato es una decisión sumamente importante que debe ser muy meditada y consensuada por todas las personas que conviven en el hogar porque desde el momento en el que un gato entra a formar parte de nuestra vida, es nuestra responsabilidad velar por su bienestar y ser conscientes de que va a compartir con nosotras muchos años. Los avances en medicina felina, la prevención y la concienciación por parte de las personas que tienen gatos, ha hecho que los mininos sean más longevos por lo que, si no desarrolla ninguna enfermedad grave a lo largo de su vida, un gato puede vivir unos 19 años e incluso más.

Si la decisión ya es firme, entonces debemos proveer a nuestros gatos de una serie de recursos básicos para que la adaptación en el nuevo entorno sea un éxito. De esta manera evitaremos futuros problemas de comportamiento y de salud física y/o emocional. Es lo que en el ámbito del comportamiento felino se denomina “enriquecimiento ambiental” y que contempla múltiples aspectos.

Enriquecimiento ambiental

  • Alimento adecuado a su edad y condición física.
  • Agua limpia y fresca distribuida en recipientes en varios lugares de la vivienda.
  • Zona de descanso limpia y cómoda donde pueda retirarse a descansar sin ser molestado.
  • Bandejas de arena (1 por cada gato + 1). Debiendo retirarse los residuos diariamente tantas veces como sea posible. El lavado de la bandeja y la reposición de arena limpia dependerá del tipo de sustrato, siempre evitando que pase mucho tiempo para que no se acumule la suciedad y el olor.
  • Alturas desde las que pueda observar el territorio.
  • Escondites.
  • Rascadores.
  • Entorno seguro y con estímulos suficientes para que tenga actividad, pueda desarrollar su instinto de caza y así evitar el aburrimiento y la frustración.
  • Vacunas, desparasitación y revisiones veterinarias.
  • Contar con alguien de confianza que cuide de él cuando marches de vacaciones.

En los hogares multigato, todos los recursos (alimento, bebederos, bandejas de arena, zonas de descanso, etc.) deben multiplicarse y estar bien distribuidos por todo el territorio de la vivienda para evitar conflictos por el uso de los mismos.

Tanto si es tu primer gato y no sabes cómo actuar o si ya tienes gato y/o perro y quieres que la llegada del nuevo inquilino sea un éxito, en Ballester Etología Felina te podemos asesorar. ¿Hablamos?

Deja un comentario